como alquilar sin nomina ni aval

Cómo alquilar un piso sin nómina ni aval | Guía y consejos en 2020

Una de las preguntas más frecuentes entre nuestros clientes es cómo es posible que garanticemos la solvencia de los inquilinos sin que tengan que aportar nóminas ni documentación. Hace algunos meses ya reflexionamos sobre cómo los métodos tradicionales de análisis de solvencia no ayudaban a los inquilinos a alquilar de forma más segura para sus propietarios y, además requerían de mucho papeleo. En este artículo vamos a explicar si todavía es posible en 2020 alquilar sin nomina y sin tener que aportar documentación y algunas claves y ventajas de arrendar de esta manera.

¿Qué documentación se suele pedir a los inquilinos a la hora de alquilar?

Lo más habitual a la hora de estudiar la solvencia y la validez de un inquilino que quiere alquilar un inmueble, es solicitar su nómina, su DNI o Pasaporte, su contrato laboral, preferiblemente indefinido, y, en algunos casos, la vida laboral. 

Ninguno de estos documentos son en sí obligatorios por Ley para poder alquilar, sin embargo, cumplen una función de confianza para con la propiedad, y, según la operativa, los intermediarios. Es decir, en el caso de que un arrendador confiase en el pago puntual de las mensualidades de alquiler por parte de un inquilino sin necesidad de ver esta documentación, podríamos alquilar sin nómina. 

¿Sirve esta documentación para estudiar la solvencia del inquilino y predecir el impago?

Los analistas de riesgos aplican diversas operaciones matemáticas para tratar de acotar el riesgo de los arrendamientos cuando interpreta los documentos. Los cálculos del estudio normalmente se basan en tasas de esfuerzo y aplicación de indicadores para predecir riesgos derivados. Por ejemplo, la posibilidad de la pérdida de empleo. Es lo que en Avalisto definimos como método tradicional para certificar la solvencia. 

La realidad es que predecir el futuro es una tarea muy difícil y no podemos descartar de forma categórica ningún mecanismo para reducir incertidumbre. A pesar de esto, en momentos bajistas como en los que se encuentra España en 2020 por la situación sanitaria, los métodos tradicionales son más propensos a errar dejando al propietario indefenso.

Existen nuevas formas de analizar la capacidad financiera de los arrendatarios que se basan en captar datos en tiempo real y combinarlos hasta llegar a conclusiones fiables. Incorporan además Inteligencia Artificial para aprender a ser cada vez más eficientes con menos datos. 

Este tipo de análisis se posiciona como el primer paso para ahorrarse la recopilación de papeles, documentos, nóminas y contratos.

precio estudio solvencia

¿Es caro el estudio de solvencia de inquilinos?

Según la entidad que los expida tienes análisis cuyo coste es desde gratuito hasta cientos de euros. Lo normal es que los certificados de solvencia basados en tecnología, además de ahorrarte aportar tu documentación, sean más asequibles.

En el caso de Avalisto, nuestra validación de solvencia tiene un coste de 30€ que se descuenta en el caso de querer contratar el servicio de protección del alquiler. 

¿Cómo puedo solicitar un estudio de solvencia sin nómina ni documentación para alquilar?

Hay ocasiones en las que no resulta interesante someterse a un análisis de solvencia para obtener un certificado tradicional. Por poner algunos ejemplos que hemos detectado: 

  • Inquilinos extranjeros con NIE: muchas entidades que garantizan el cobro de las rentas de alquiler rechazan de forma sistemática a extranjeros al no tener medios para obtener la información que precisan para sus análisis. 
  • Te corre mucha prisa: los análisis tradicionales suelen tardar de 24 a 48 horas en los casos más ágiles y algo más de una semana en los más lentos. En estos casos, las nuevas formas para certificar tu salud financiera son tus aliadas. 

Pedir más información sobre cómo estudiar mi solvencia

inquilina alquilando sin nomina

¿Es suficiente el estudio de solvencia para alquilar sin nómina?

Se ha avanzado mucho en la detección de fraude y prevención de impagos de alquileres gracias a este tipo de análisis. Y no sólo eso. Las tasas de recobro son mucho mayores gracias a la profundidad de las conclusiones que se extraen. 

A pesar de ello, si vamos a la esencia pura de la pregunta, este tipo de certificados y garantías ayudan a ahorrar mucho papeleo, pero no quitan el miedo al propietario a las terribles consecuencias de que un inquilino deje de abonar las rentas. 

Porque cabe plantearse, ¿qué ocurre si un inquilino simplemente decide no pagar a su casero?

Alquilar seguro no es lo mismo que alquilar CON seguro

Si se trata de miedo al impago, hay que reconocer que al final siempre pagan justos por pecadores. Acreditar que alguien es buen inquilino es clave para poder alquilar sin la citada documentación. Aportar garantías adicionales simplifica completamente la cuestión. En este sentido, los avales bancarios y los seguros de impago del alquiler son tus aliados para demostrar tu solvencia con hechos. 

Los avales bancarios para alquilar piden muchos requisitos

Hace años, conseguir un aval bancario para alquilar un inmueble era tan fácil como ir a la sucursal bancaria y solicitarlo. Hoy en día, después de la crisis de 2008, este sistema se antoja mucho más complicado. Habitualmente requiere someterse a los análisis tradicionales de solvencia, pero, además, añadir avalistas y pignorar el dinero antes de saber si va a ser concedido. Estas complicaciones favorecen que un inquilino más rápido pueda quitarte la casa o el local que quieres alquilar. 

Seguro de impago del alquiler, la garantía que más crece entre los inquilinos y sus rentistas

El seguro de protección de las rentas es una modalidad que se enmarca dentro del ramo 16 de la Ley De Seguros, sobre pérdidas pecuniarias, y ha demostrado ser una opción eficiente. En el caso de que un inquilino decida no pagar las rentas, la aseguradora toma el mando y tramita el desahucio mientras indemniza a la propiedad por las rentas no percibidas. También es habitual que se cubran los gastos legales del desahucio y cualquier otro tipo de desperfecto en el inmueble una vez producido el impago. Podemos señalar que aportar un seguro de estas características cuando optas al alquiler de un inmueble te va a ayudar a completar esas garantías que den confianza a las partes. 

Ver comparativa entre el seguro de alquileres y el resto de opciones

alquiler-garantía

Conclusiones y últimos consejos: ¿es posible alquilar sin nómina en 2020?

Esta cuestión es muy relativa y al final siempre va a depender de llegar a un acuerdo entre las partes. De nada sirve que el inquilino realice un estudio de solvencia y ofrezca un seguro de impago si el arrendador no confía en la entidad emisora o reclama la documentación a pesar de todo.  

Una vez señalada esta realidad, existen cada vez más soluciones que tratan de ahorrar a los inquilinos toda, o parte, de tener que facilitar esta documentación. 

El método de Avalisto, por ejemplo, se apoya en tres pilares básicos para ofrecer garantías, inmediatez y ausencia de papeleo a las dos partes. 

  • Análisis de solvencia de inquilinos en tiempo real: válido para arrendatarios nacionales y extranjeros. Y, por supuesto, no te pedimos nóminas. 
  • Gestión documental online: ofrecemos el contrato de arrendamiento en el que se adjunta el resultado del análisis de solvencia para favorecer la confianza y la agilidad. 
  • Seguro de impago del alquiler: doblamos las garantías que ofrecemos a la propiedad para que el inquilino, aunque no aporte documentos, sea un candidato seguro para el casero. 

Recuerda que si esta guía te ha resultado útil compártela a través de redes sociales. Puede haber más inquilinos que la encuentren interesante y les ayude a alquilar de forma mucho más sencilla.

Entradas relacionadas

Share This