alquiler-asequible-Valencia

El alquiler residencial en máximos: Valencia invertirá 8 millones en alquiler asequible

El interés inversor en alquiler residencial supera ya al alquiler de oficinas. A los nuevos planes de vivienda se suma la iniciativa de Valencia que destinará 8 millones a ampliar el parque de alquiler asequible

Crece el apetito inversor por el alquiler residencial de viviendas. En anteriores entradas contemplábamos los planes de vivienda en Madrid. Ampliar el parque de viviendas de alquiler asequible y facilitar el acceso a una vivienda digna a un precio justo y adecuado son los objetivos de en materia de vivienda de las administraciones. A estos planes se suma ahora Valencia, que destinará 8 millones a vivienda para ampliar el parque de viviendas de alquiler asequible

Crece el apetito inversor en el alquiler residencial de viviendas

El año 2020 acumuló una inversión de 2.600 millones en alquiler residencial y de estudiantes. Recientemente las cifras de inversión en alquiler residencial superaron al alquiler de oficinas. Además, se estima que esta cifra continúe en aumento como consecuencia de la elevada demanda y la falta de vivienda de calidad destinada al alquiler asequible.

En esta línea, destacan las operaciones de Private Rented Sector (PRS) y Build To Rent (BTR), que reunieron más de 1.700 millones. De los cuales 1.400 millones (más del doble que en 2019) se invirtieron en BTR debido a la falta de vivienda terminada y escasez de alquiler asequible.

Los mayores esfuerzos en alquiler residencial y asequible se concentran en Madrid y Barcelona. Seguidas se cerca por País Vasco, Valencia, Málaga, Sevilla, Zaragoza y Palma de Mallorca. De este volumen inversor en alquiler asequible, el 67% fue destinado a la capital. Madrid acumuló la friolera de 1.148 millones en alquiler, de los cuales, 987 millones fueron destinados al Build To Rent. Es decir, el 86% de la inversión fue destinada a la modalidad que se posiciona como la iniciativa encaminada a alcanzar el alquiler asequible.

Por otro lado, Barcelona recibió el 17% de la inversión. De los cuales, 272 millones se destinaron al BTR y 12, al PRS. Actualmente, estos modelos de alquiler residencial suponen rentabilidades estable y bajo riesgo. Situándose cada vez más cerca de Londres (3,25%), ofreciendo Madrid un 3% y Barcelona, un 3,5%.

El Build To Rent como forma de alcanzar el alquiler asequible

El BTR representa el 82% de la inversión en materia de vivienda. Más de 1.400 millones destinados a construir más de 6.000 viviendas de alquiler con perspectiva asequible. De las operaciones recientes, destaca la venta en Méndez Álvaro, en Madrid, por parte de Repsol a Vivenio. Se estima que de esta venta, lleguen al mercado del alquiler 250 viviendas destinadas al alquiler asequible.

Como hemos comentado, la mayor inversión se concentra en Madrid. En los últimos meses, han aumentado los promotores que viran sus intereses del BTS (Build To Sell) al BTR para alquiler asequible.

Por otra parte, el PRS acumula el 18% de la inversión en alquiler residencial. En 2020, se destinaron 306 millones al alquiler de pisos. Unas 3.300 viviendas de alquiler residencial ubicadas principalmente en Madrid y Barcelona. Esta modalidad, se localizan especialmente en zonas céntricas dentro del área de la M30 (Madrid).

La dificultad para comprar y el aumento constante de la demanda potencian la inversión en alquiler asequible

A consecuencia de los cambios sociales y demográficos, especialmente sufridos con la llegada de la pandemia, crece la dificultad de compra. Actualmente, el 24% de la vivienda en alquiler tiene modalidad de residencial. Se estima, que para 2024 la cifra alcance el 27,3%. Aunque estos datos, distan todavía del 35% de Reino Unido o el 56% de Alemania.

Esto se debe a la existencia de un parque de viviendas en alquiler anticuado y obsoleto. El 41% de las viviendas en alquiler en España son de entre 41 m2 y 75 m2. Es por ello, que ante la falta de una vivienda de calidad destinada al alquiler asequible, el sector despierta el apetito inversor ante su falta de desarrollo actual.

El BTR: rendimientos estables, bajo riesgo y viviendas de calidad destinadas al alquiler

El alquiler residencial, presenta unos rendimientos brutos del 3,70%. Se trata de unos retornos estables que acarrean un riesgo decreciente. Para las entidades financieras, el PRS sigue siendo el modelo con el que más retornos consiguen y con el que pueden ofrecer márgenes y condiciones más incentivadoras.

Con la entrada en vigor de las declaraciones de responsabilidad urbanística, comienzan a acortarse los plazos de concesión de licencias. Además, con ello, crece el interés en la industrialización. Todo ello, conforman una serie de factores claves para el desarrollo del BTR.

No obstante, aún existe cierta incertidumbre a consecuencia de la nueva Ley de Vivienda que tiene que llegar todavía. Por el momento, se considera que leyes como la Cataluña para el control del precio del alquiler, frenan estas operaciones destinadas a alcanzar el alquiler asequible. Desde el sector del alquiler, hay un llamamiento a la colaboración público privada. Poniendo como ejemplo planes de vivienda como el Plan Vive de Madrid.

Si echamos un vistazo al ejemplo de otros países, encontramos que en EE.UU el sector del alquiler residencial, junto al BTR ha pasado del 19% de la inversión total (2007) al 36% en 2020. En Europa crece esta tendencia pero en menores dimensiones. En España, el sector del alquiler, aún con incertidumbre y condiciones escasas a consecuencia de la pandemia, continúa arrojando cifras sólidas de rentabilidad y representa un gran potencial para inversores.

Valencia invertirá 8 millones en promotores de vivienda para la consecución del alquiler asequible.

En la misma línea de acontecimientos, resulta esperanzador la iniciativa en Valencia para alquiler asequible. Destinarán 8 millones a promotoras para construcción de viviendas de alquiler residencial y la rehabilitación y acondicionamiento de las existentes. Especialmente, centrarán su interés en aquellas viviendas de alquiler cuyo precio se sitúe entre los 3 y 5 euros el m2. Se estima que la cifra se sitúe en torno a las 400 viviendas de alquiler a rehabilitar. La cuantía de las ayudas e importes destinadas a este cometido oscilará en torno al 40% y el 70% de la obra. Dependiendo de si se destinan al alquiler asequible o no.

A través de un modelo de concurso, la Comunidad Valenciana ha anunciado este nuevo plan para aumentar el parque de viviendas de alquiler asequible. La intención es cubrir esta ausencia de viviendas de alquiler a precio asequible. Estiman que la financiación cubra las necesidades de entre 300 y 400 viviendas.

El ayuntamiento de Valencia ha dejado claro irá destinado a la rehabilitación de viviendas y la culminación de aquellas construcciones “a medias” que deberían estar terminadas. Eso sí, siempre que se destinen al alquiler asequible.

Entradas relacionadas

Share This