construcción-en-España

La construcción en España podría no satisfacer las soluciones que las socimis españolas proponen para el alquiler

La necesidad de ampliar el parque de viviendas asequible podría verse afectada por el parón en el sector de la construcción en España

Recientemente, El Confidencial, en colaboración con Aedas, ha organizado una mesa donde sentar a promotores del sector del alquiler. Cabezas de socimis españolas, fondos de inversión y el sector inmobiliario fueron los asistentes. Entre los invitados compartieron sus impresiones sobre las necesidades del sector del alquiler en España. La más sonada fue la necesidad de ampliar el parque de viviendas para alquiler asequible. No obstante, la construcción en España sufre un parón como consecuencia de la incertidumbre por el Coronavirus.

La mesa redonda y el muro de Adriano del alquiler

El año 2020 se presentaba como el momento en el que el sector encontraría su equilibrio. Antes de la cuarentena, el panorama se podía resumir sencillamente. Mucha demanda y poca oferta. Después de la cuarentena, la situación se presenta igual. Sin embargo, bien podría ser el año en que la esperada estabilidad llegara al fin.

Los asistentes a la reunión extrajeron tres conclusiones. La demanda ha crecido, falta oferta y hay pocos incentivos para invertir. En los últimos años las viviendas en alquiler han aumentado un 16%. Un 77% de las viviendas se mantienen en propiedad frente a un 23% arrendadas.

El sector inmobiliario se ve influenciado, al igual que otros, por factores como son el empleo, la población y la renta disponible. En el caso del alquiler, existen factores estructurales que propiciarán que el mercado continúe creciendo.

La dificultad para acceder a una hipoteca, que supone el 20% del precio de la vivienda. La incertidumbre ante la crisis de la Covid-19 y la falta de oferta. España es uno de los países europeos con la oferta de alquiler más limitada.

Por otro lado, los jóvenes entre 25 y 34 años han cambiado sus preferencias frente a sus precursores. Sumado a los factores anteriores, existe la tendencia en las nuevas generaciones a ver las vivienda como algo variable y no como una propiedad. En parte, por la dificultad para poder adquirir una.

¿Por qué es tan importante el sector de la construcción en España para el alquiler?

El auge del comercio online y la necesidad de superficies de almacén hacen del sector del alquiler logístico un punto atractivo para el mercado. No obstante, sigue siendo el alquiler residencial el que mejores resultados presenta.

El 95% de las viviendas en alquiler pertenecen a propietarios frente al 5% de empresas. Unos datos que hacen al mercado poco competitivo y eficiente frente a otros países de Europa. En Francia y Alemania, la cifra alcanza el 50%.

El “Build to Rent” se presenta como una de las soluciones para equilibrar los precios del alquiler. No es lo mismo alquilar una vivienda destinada a venta que una para el alquiler. Construir para alquilar permite añadir servicios añadidos enfocados a las necesidades del modelo de vida de alquiler. Tintorería, comercios rápidos y bienes y servicios destinados al público arrendatario.

La localización o la mejora energética para reducir el gasto son algunos de los objetivos que se buscan satisfacer con este modelo. La demanda de viviendas sostenibles hace necesaria la intervención de empresas para la gestión del alquiler. Además, entidades profesionales de este tipo ofrecen respuestas rápidas y eficientes a problemas habitúales en el sector. Arreglos de desperfectos, cambios de caldera, etc. Tomando como ejemplo a Europa, en el resto del continente el perfil arrendatario solicita la presencia de arrendadores profesionales.

¿Por qué la intervención en el mercado no es la solución?

El déficit entre la demanda y la oferta del alquiler es de dos millones de viviendas. Al menos un millón, debe ser generada a un precio asequible. La inversión pública en vivienda social en España ha sido mínima en los últimos siete años. No se trataría tanto de una vivienda social, sino de generar una oferta asequible a los salarios. Si bien, la colaboración público-privada para aumentar el parque de viviendas siempre será la mejor solución para alcanzar un alquiler asequible.

En este caso, el tiempo juega un papel definitivo. Es necesario dimensionar la oferta y para ello hay que construir. Por desgracia desarrollar estos proyectos presenta un elevado riesgo a nivel administrativo y muchos acaban quedando estancados.

Con la futura ley de vivienda la situación no mejora. La intervención del mercado genera inseguridad jurídica que aleja la inversión y vulnera la competitividad del sector frente a Europa.

Las soluciones pasan por actuar conjuntamente para ampliar el parque de viviendas de alquiler y generar una oferta adaptada a las necesidades del sector. Solventar de manera eficiente la creciente demanda traerá el equilibrio de precios que se lleva buscando en los últimos años.

sector-construcción-España

La construcción en España en riesgo por la Covid-19

La promociones previas a la crisis de la Covid-19 han podido continuar su curso. No obstante, el sector de la construcción en España ha sufrido un gran parón. Las consecuencias podrían sufrirse en los próximos dos años en el sector del alquiler e inmobiliario.

La situación genera una gran incertidumbre ante las complejas previsiones laborales y económicas. Por norma general, el sector mantiene una posición prudente y evita iniciar nuevos proyectos. Las zonas que presentaban mayor dinamismo han visto frenadas su crecimiento. Por otro lado, las zonas más deprimidas se han visto reavivadas con el desarrollo de antiguos proyectos.

La construcción de nuevos proyectos se ha suspendido de manera generalizada a excepción de algunos casos concretos. Especialmente en el sector logístico, con la creciente necesidad de superficie de almacenaje.

El sector de la construcción en España estancado especialmente en Madrid y Barcelona

Desde Colliers International, previeron unas bajadas de lanzamientos de viviendas similares a las del 2018, situándose entre las 60.000 y 70.000. En Tinsa, estimaron una caída de la emisión de visados de construcción en España de entre el 20% y el 30%. Durante el mes de julio, los visados cayeron un 50% en relación al mismo mes del años pasado. Solo se emitieron 6.100 permisos.

El sector de la construcción se ha resentido en todo el territorio de manera general. Madrid y Barcelona son las principales afectadas ante la falta de actividad. Las islas y la costa mediterránea han visto mermados sus proyectos ante la falta de presencia extranjera. En el norte, se han visto menos afectados por la falta de turismo e inversión. Los ritmos de venta en esta zona se mantienen ante la poca dependencia del comprador extranjero.

Los promotores evitan invertir en proyectos grandes. Las promociones no superan las 5 o 10 viviendas. También, se ha encontrado un aumento de la demanda de viviendas unifamiliares. Si bien, aún no se sabe si se trata de una tendencia temporal.

Actualmente, el comprador busca zonas periféricas o metropolitanas. Mejores calidades de los materiales, más espacio exterior y distribución y zonas comunes.

Entradas relacionadas

Share This