tourism-rent

Qué hacer si tu desahucio quedó paralizado en la pandemia

Llegan nuevas medidas desde el Ministerio del Interior para agilizar los métodos de actuación en caso de okupación 

Tras el confinamiento las alarmas sobre la crisis de la okupación se dispararon atrayendo los puntos de mira de la atención mediática. Desde VOX se planteó una moción para reformar la ley vigente  con el objetivo de agilizar los plazos de desalojo a 24 horas y penar con cárcel a los perpetradores. No obstante, dicha propuesta fue rechazada desde el gobierno de coalición. Siguió una nueva propuesta desde el Partido Popular que busca sumarse a la redacta por el PSOE. Si tu desahucio quedó paralizado durante la pandemia continua leyendo para descubrir qué hacer y cuando recuperarás tu vivienda.

Nuevas medidas desde Interior 

Recientemente el Ministro de Interior ha publicado una serie de métodos de actuación ante el delito de okupación.  Si bien no son normas plenas sobre el código penal tratan de una serie de vías de actuación que facilitarán a las autoridades la agilización en el desarrollo de su actividad.  

La principal novedad es que el plazo de 48 horas queda eliminado para proceder a desocupar la vivienda. Siendo el delito flagrante, se procederá a echar los okupas. Si bien no se ha establecido ningún plazo legal para la devolución de la vivienda a su legítimo propietario. Por otro lado, se considera delito de allanamiento tanto en primera como en segunda residencia pudiendo proceder al desalojo de los okupas, sin solicitar medidas judiciales, su identificación y detención.  

Los agentes de autoridad deben registrar desde el primer momento un atestado que recoja todos los elementos necesarios para presentar a las autoridades judiciales. Acreditando la comisión de un delito y la participación de sus presuntos autores. Además, las autoridades se ven en la obligación de asesorar y guiar a las victimas durante el proceso. 

Cabe señalar que para que estas medidas tengan efecto el delito debe ser flagrante. Se deben dar tres situaciones concretas: inmediatez de la acción, inmediatez personal y una necesidad urgente de la intervención policial. Además, si no se trata de una morada okupada, el delito de considerará de usurpación y no de allanamiento. 

Los datos de okupación en Madrid 

Actualmente han saltado las alarmas sobre la okupación poniendo el tema en boca de medios de comunicación y políticos. No obstante, las denuncias por delitos de okupación han disminuido un 9,5% en Madrid en el último año 

Por otra parte, los datos sobre viviendas okupadas en la capital llevan desactualizados desde hace dos años. En 2016, ante la problemática creciente de las mafias de okupas, se creó una unidad especial de la policía que se disolvió en 2018 tras lo que se consideró la resolución el problema. Actualmente, los últimos datos registrados datan de 4.000 viviendas okupadas en Madrid. Si bien, no se especifican qué casos se tratan de particulares, segundas viviendas, espacios públicos, solares o pisos pertenecientes a fondos. 

Qué hacer si tu desahucio quedó paralizado durante el confinamiento 

Sí desde antes de la pandemia te encontrabas con problemas de moratoria u okupación y en abril ibas a proceder a ejecutar el desahucio, debes remitirte a lo dispuesto por el Real Decreto Ley 11/2020 del 31 de marzo en el que se adoptan las medidas urgentes en ámbito social y económico con motivo del Covid-19.  

Estas medidas solo se aplican en caso de desahucio en viviendas de uso habitual. Todo lo que no se considere en este criterio queda fuera de las medidas extraordinarias adoptadas.  

Esta ley suspende la ejecución de desahucios y los lanzamientos de hogares vulnerables sin alternativa habitacional. También se suspenden los plazos judiciales desde el 4 de abril de 2020.  

En el caso de que el procedimiento de desahucio fuera previo al estado de alarma, si se encontraba en la fase procesal y no habían transcurrido los diez días concedidos por el juzgado, no se había celebrado el juicio en caso de oposición o estaba señalada ya la ejecución de desahucio, es el arrendatario quien está obligado a solicitar la suspensión del desahucio. Debe presentar un escrito justificando una situación de vulnerabilidad económica y social con motivo del Covid-19 para suspender de manera extraordinaria el lanzamiento de la vivienda.  

Esta suspensión extraordinaria tendrá un plazo máximo de seis meses contando desde la publicación en el BOE de la ley, el 2 de abril de 2020, por lo que dicha suspensión solo tendrá valor hasta el 2 de octubre del 2020 

El arrendatario deberá presentar el escrito justificando que sufre algunas de las causas de vulnerabilidad descritas en el artículo 5 de la ley. Acompañando con los documentos solicitados en el artículo 6. En este caso si el juez acepta la solicitud el desahucio quedará suspendido de manera retroactiva el tiempo mínimo necesario. Una vez el plazo finalice, se dispondrá de una nueva fecha para continuar con el juicio previo o proceder con el lanzamiento de la vivienda. 

Entradas relacionadas

Share This