eficiencia-energética

¿Eres propietario? Comprueba que tu vivienda cumple con la legislación de eficiencia energética

Vienen nuevas medidas en materia de regulación de consumo y eficiencia energética para los próximos tres años. La inversión público-privada será imprescindible para encabezar el cambio.

Tras los resultados de los últimos días, Madrid promueve placas solares, puntos de recarga eléctricos y la eliminación de calderas de carbono. Nadia Calviño, ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital apuesta por el hidrógeno verde. Ha hecho un llamamiento a la inversión en la rehabilitación de viviendas. De acuerdo con la situación actual, sin una colaboración público-privada el parque de viviendas en España no alcanzará los objetivos de eficiencia energética para 2050.

Placas solares, puntos de recarga eléctricos y el fin de las calderas de carbono.

El pasado jueves, el ayuntamiento de la capital aprobó una nueva ordenanza con vistas a mejorar la eficiencia energética de la ciudad. La medida obliga a los promotores de vivienda a instalar placas solares y punto de recarga eléctrica en las viviendas construidas a partir de 2021.

El objetivo es acercarse al consumo cero. Las nuevas viviendas deberán ser autosuficientes. Al menos el 50% deberá contar con placas solares para ello. Más concretamente, la medida estipula que a partir de 2021 las nuevas viviendas de titularidad privadas deberán contar con la certificación energética B. Por otro lado, las viviendas públicas están obligadas a tener una calificación energética de tipo A.

En línea con estas medidas, a partir de 2022 quedará prohibido la instalación de calderas de carbón. Solo en Madrid hay 200 calderas de carbón en viviendas. Se calcula que el total en el territorio alcanza las 4.500 calderas. Con vistas a la transición para la eficiencia energética, Madrid fijará ayudas contabilizadas en 12,5 millones de euros.

También entran a regulación eventos que superen los 5.000 participantes. Deberán realizar una memoria con el impacto ecológico del evento y recoger medidas para su disminución.

Al mismo tiempo, se marcarán revisiones puntuales de ITV para determinados vehículos. En concreto, cuando los niveles de contaminación alcancen límites elevados.

Nuevas medidas para edificios con calefacción centralizada

Con el nuevo Real Decreto Ley, los edificios con calefacción centralizada quedarán regulados. Antes de mayo de 2023, deben comprobar su viabilidad energética e instalar contadores de energía. De acuerdo con las estimaciones del Gobierno, la medida conseguirá una mejora de la eficiencia energética del 24% en el ahorro del consumo de energía.

Desde Agremia, aseguran que para reducir el consumo de manera eficiente, es necesario actuar sobre el conjunto de la instalación. No obstante, para conseguir un ahorro del 20% no bastará con instalar estos reguladores. Recomiendan, desde la asociación, instalar válvulas termostáticas en los radiadores de cada vivienda. De esta manera, los vecinos podrían nivelar el consumo a las necesidades del hogar.

En este sentido, los contadores de energía únicamente controlarían el consumo de cada vivienda. Por lo que será necesario adaptar los hábitos a un uso responsable. Ajustar los horarios de calefacción o regular específicamente la temperatura de cada habitación, son alguno hábitos encaminados a la eficiencia energética.

Una vez más, la asociación Agrama hace hincapié en la instalación de bombas de caudal variable o variadores de frecuencia. Además de proceder a un correcto equilibrio hidráulico para que no se generen ruidos extraños. Estas herramientas ayudarían a realizar una regulación completa de la infraestructura.

medio-ambiente

El hidrógeno verde clave en la mejora de la eficiencia energética

La vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, ha solicitado urgentemente la inversión en nuevas tecnologías y procesos productivos. La intención es reducir los costes energéticos de la industria, servicios, hogares y toda actividad empresarial o humana.

Ha dejado claro que el hidrógeno verde conforma una de las mejores soluciones que incluye la agenda verde. Una herramienta para combatir la descarbonización y la lucha contra el cambio climático.

Con ello, el objetivo a medio y largo plazo es conseguir un crecimiento sostenible a nivel económico, social y medioambiental. A todo esto, se ha añadido la noticia de que destinarán un 37%, de los 72.000 millones de las ayudas de Europa, a la sostenibilidad climática y a la transformación del modelo energético.

En estas líneas, la ministra y vicepresidenta ha declarado que el hidrogeno verde es una pieza vital. Uno de los 30 componentes claves del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española. Desde el gobierno, confían a este componente, la posibilidad de “posicionar a España a la cabeza del cambio ecológico y productivo que acompaña a Europa desde la última década”.

La eficiencia energética no se conseguirá sin la colaboración público-privada

Es necesario volver a mencionarlo. Durante los próximo tres años, llegarán 72.000 millones de euros de los fondos europeos para el Plan de Recuperación. Dentro de este plan, está incluida una partida para la rehabilitación energética de 500.000 viviendas en España. Entre 2021 y 2023 llegarán nuevas propuestas para la mejora de la eficiencia energética del parque de viviendas en España.

No obstante, no todo son buenas noticias. El parque de viviendas español presenta una infraestructura anticuada. Condenada a la obsolescencia. Es primordial rejuvenecer la estructura de los hogares españoles. Por desgracia, se estima que las acciones necesarias para ello alcanzarían los 85.000 millones de euros entre 2021 y 2030. Solo 40.000 millones irían destinados a descarbonizar el parque de viviendas.

¿Por qué es tan difícil conseguir la eficiencia energética?

Aunque la situación haya mejorado algo en los últimos años, aún existen trabas que dificultan la eficiencia energética. Entre ellas, se encuentra la dificultad para conseguir un crédito privado para estos proyectos. Por lo general, las entidades financieras los consideran de elevado riesgo.

Por su parte, desde la administración pública, convendría una reforma fiscal y burocrática que facilite el acceso. El atasco en la concesión de licencias, trámites, ayudas y una regulación ambigua retrasan la toma de decisiones de las comunidades de vecinos. Además, las ayudas se abonan a fin de obra y tributan como IRPF.

Así, encontramos que el 80% de las viviendas en España son ineficientes. A todo esto hay que añadirle que no existen servicios ni productos en el mercado que permitan la financiación. Es por tanto, de vital importancia, urgir nuevas estrategias de colaboración público-privada que atraigan el capital necesario para acometer renovaciones integrales.

Entradas relacionadas

Share This