Cómo protegerse frente a un impago del alquiler por la crisis sanitaria del coronavirus

Países occidentales como Canadá, Francia o Italia aplican medidas encaminadas a suspender los pagos de hipotecas y alquileres

La reciente crisis sanitaria provocada por el COVID19 genera incógnitas sobre todos los flecos que atañen a la economía de las familias. Ante esta coyuntura, uno de los sectores que más dudas generan, es el inmobiliario del alquiler. Países de la zona euro como Italia o Francia, han aplicado medidas recientes que eximen del pago de hipotecas y alquileres.

En nuestro país, fuentes de partidos políticos han reclamado al Gobierno medidas que caminan en la misma dirección y que se sumarían a la ya vigente suspensión de los desahucios.

 

¿A qué propietarios afectaría la suspensión del pago del alquiler?  

En principio, el foco de estas medidas afectaría a aquellos casos en los que los propietarios sean empresas. En nuestro país, se estima que existen alrededor de 3 millones de inmuebles dedicados al alquiler. De esos tres millones, sólo unas 200.000 viviendas están gestionadas por grandes tenedores, pero esta cifra sube, según diversas fuentes, hasta un 20% si aplicamos el criterio de propiedad bajo la forma jurídica de empresa.

 

¿Tendría un efecto suficiente?  

Los números anteriormente descritos evidencian que no. El grueso de inmuebles en régimen de alquiler es gestionado por pequeños inversores particulares que podrían no tener el “músculo financiero” suficiente como para absorber estos impagos. Se trataría por tanto de una asimetría que desequilibraría la situación de unos en favor de otros. En la cartera de clientes de Avalisto encontramos a un grupo especialmente vulnerable que se refiere a aquellos propietarios que tienen su inmueble alquilado y que, a su vez, viven de alquiler. Aquí se produciría un efecto dominó bastante complejo de enmendar.

 

¿Qué inquilinos podrían dejar de pagar?  

Es pronto para decirlo puesto que todas estas informaciones están en una fase muy preliminar como para detallar su aplicación una vez vigor. Sin embargo, y a fecha de hoy, no parece haber distinciones entre la tipología de inquilinos que podrían dejar de pagar regularmente sus rentas al amparo de esta propuesta.

Desde Avalisto entendemos que, si no se produce distinción alguna, podrían generarse efectos nocivos que no operen en el mejor sentido dentro del marco de una economía de crisis. Esto es; una moratoria de pagos por parte de aquellas personas que estén en una situación de ERE o ERTE parece más gestionable que si viene por parte de aquellos que no. Además, el primer grupo podría ver su situación encaminada en cuanto las medidas previstas del Gobierno entren en vigor.

 

¿Qué hago si sufro un impago o retraso? 

Aquí la distinción que hemos hecho previamente cobra un sentido relevante. Sin paliativos que amortigüen el perjuicio económico de verse envueltos en esta situación, lo normal será que aquellos inquilinos que de forma excepcional estén viviendo una situación más precaria respecto a la crisis acaben por regularizar su situación. La colaboración social y entendimiento entre las partes supone una barrera para evitar los efectos más negativos de un impago en el medio y largo plazo. 

En el caso de que se produzca un impago deliberado, los efectos cambian dependiendo de las garantías con las que se haya protegido el propietario. Es importante ser conscientes de que, mientras dure el estado de alarma, no se podrá proceder al desahucio del inquilino, pero sí de que las responsabilidades tras la normalización de la situación serán plenas.  

 

¿Cómo puedo protegerme frente a un posible impago por coronavirus?

Como hemos mencionado, las garantías solicitadas durante el período de contratación son fundamentales. A pesar de ello, al encontrar tantas incógnitas que dificultan tramitar por la vía común un impago, no podemos precisar que el propietario pueda disponer de las fianzas legales o avales contratados por incumplimiento de contrato.

La mejor alternativa para proteger de manera efectiva las rentas son los seguros de impago de alquiler. La situación actual no exime a la aseguradora de hacerse cargo de sus obligaciones en caso de siniestro. Por la parte de Avalisto Total todos los alquileres, nuevos y en vigor, pueden ser asegurados para disponer de una protección efectiva en caso de que se produjesen impagos de alquiler.

 

Share This