nueva-ley-de-alquiler-2020

La nueva Ley de Alquiler de 2020 (aunque ya estemos en 2021)

El debate sobre la nueva Ley de alquiler de 2020 (aunque estemos en 2021) continúa generando fricciones entre los socios del Gobierno que desembocan en medidas poco consensuadas.

A día de hoy, continuamos a la espera de que llegue la nueva ley de alquiler de 2020. Sí, aunque estemos en 2021. La ley comenzó a plantearse seriamente el año pasado. Desde entonces hemos visto un poco de todo. Madrid y Valencia proponen planes de inversión, en vivienda para el alquiler asequible, más realistas. Unos planes que buscan ampliar la oferta de viviendas de alquiler a un precio asequible. Y lo mejor de todo, en principio, buscan la colaboración público-privada con el sector inmobiliario. Por otro lado, las presiones desde Podemos se siguen haciendo notar. Buscan una ley similar a la de Cataluña que limite directamente el precio del alquiler. A día de hoy, ¿en que punto se encuentra el debate?

Fricciones en el Gobierno por la nueva ley de alquiler de 2020

PSOE y Podemos llegaron a un acuerdo para aprobar los Presupuestos Generales de 2021. Este acuerdo, implícito y en letra pequeña, aseguraba un plazo de tres meses para regular los alquileres. Principalmente, esta regulación iría destinada al precio y solo en zonas tensionadas.

Debemos tener en cuenta que, como reacción a la crisis pandémica, las rentas del alquiler comenzaron su descenso de forma natural el año pasado. Esto debería frenar las intenciones intervencionistas o relajarlas. Sin embargo el debate se recrudece según avanzan los días.

La elaboración de la nueva ley de alquiler de 2020 (o ley de vivienda) se ha llegado a aplazar en dos ocasiones. Podemos, insta a PSOE a llegar a un acuerdo temprano y les acusa de no estar siendo proactivos a alcanzar un consenso. La intención de Podemos es establecer un control de los precios del alquiler similar o igual al de Cataluña.

Desde PSOE, el Ministro de Transportes, José Luis Ábalos, declara que prefieren tener una actitud más relajada. “Animar” al propietario a destinar su vivienda al alquiler e incentivarlos fiscalmente a alquilar por debajo de los precios marcados. Esta propuesta se encuentra en fase de análisis dentro del Ministerio de Hacienda para su futura implantación.

Ábalos rechaza incluir la regulación de precios en la nueva ley de alquiler de 2020

Queda claro que el consenso entre partidos sobre la mejora del mercado del alquiler está lejos de producirse. Por su parte, Ábalos rechaza regular los precios del alquiler de manera directa. Declara que ese tipo de mecanismos podrían generar la detracción del sector del alquiler. Provocar que esas viviendas acaben en venta y no alquiladas. “Es más eficaz promover que imponer” declara.

A todo ello, añade que, para mejorar la oferta, insta a las administraciones públicas a centrarse en la vivienda. De tal manera que la responsabilidad no recaiga únicamente sobre el particular. En un claro mensaje a sus socios de gobierno ha pedido relajación en la redacción de la ley.

Las respuesta de Podemos no se hicieron esperar. Pablo Iglesias, durante el acto de ceremonia del aniversario del 23F abordó el tema. “Es un error tensionar al Gobierno planteando que se puede incumplir un acuerdo o que se puede traicionar la palabra dada. Nosotros vamos a ser leales al Gobierno de coalición”.

Incentivar, no imponer

Ante el debate friccionado, la Ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se posicionó a favor de Ábalos. “El Ministerio de Transportes nunca se ha desligado de su compromiso por combatir los precios abusivos en el sector del alquiler. La discusión está en cuáles son los mecanismos apropiados para ello”. Desde PSOE buscan regular el mercado del alquiler con herramientas acordes a la legalidad. “Todas las medidas encaminadas a la vivienda como un derecho social también deben respetar lo pactado en la constitución en cuanto a la propiedad privada”. Son necesarias medidas que respeten los derechos de propietarios, inquilinos e inversores.

En relación a las ley de Cataluña para la regulación de precios del alquiler en zonas tensionadas. “Debemos basarnos en la experiencia de otros países y autonomías. Con la intención de evitar efectos no deseados y evitar una contracción del alquiler”.

En efecto, son buenas noticias. Declaraciones que parecen haber escuchado las opiniones de los expertos del sector inmobiliario. Como venimos contando en el blog desde hace meses. Son muchos los expertos inmobiliarios, economistas e inversores internacionales que han alertado sobre las consecuencias para la oferta de limitar el precio del alquiler. Una reducción de la oferta de alquiler, la evolución favorable de los precios y el desarrollo de la economía sumergida. Todo ello consecuencia de reducir la seguridad jurídica del propietario.

¿Qué dice el acuerdo para la elaboración de la nueva ley de alquiler de 2020?

Desde finales de 2019, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias pactaron empezar las negociaciones para la nueva ley de alquiler de 2020. A día de hoy, año 2021, continuamos esperando. Y es que en sus propuestas sin detallar, Podemos exige “poner techo a las subidas abusivas del alquiler en las zonas declaradas como tensionadas”. Está claro, que tras haber sido declarado como inconstitucional la ley de Cataluña, el Gobierno busca ser prudente en la materia.

Lo que sabemos de las propuestas de Podemos se resumen en unos breves párrafos. Escasos y con más predisposición a la incertidumbre que la solución.

  • Impulsaremos las medidas necesarias para poner techo a las subidas abusivas del alquiler en zonas tensionadas. Autorizaremos a las comunidades y ayuntamientos a establecer un índice de precios de acuerdo a la metodología y revisable. Siempre de la mano del Índice de precios del alquiler redactado por el Sistema Estatal. Aseguramos tener en cuenta las comunidades que ya tengan definido un sistema de referencias. Lo evaluaremos y agilizaremos su puesta en marcha.

“Poner techo a las subidas abusivas del precio del alquiler en zonas tensionadas”

  • Los ayuntamientos tendrán libertad para, de acuerdo a los informes que presenten, declarar una zona urbana como tensionada. Para declarar una zona como tensionada, debe darse prueba de las subida abusiva y sostenida en el tiempo de las rentas del alquiler. Para ello, debe darse prueba de que el derecho a la vivienda habitual está siendo limitado.
  • Los índices de precio tendrán como objetivo permitir a los ayuntamientos congelar las subidas abusivas de precios. Y de esta manera evitar la contracción de la oferta.

En un principio, previamente a la crisis del Coronavirus, Ábalos se mostró favorable al control de precios del alquiler. No obstante, tras la pandemia, el acuerdo quedó paralizado. Desde entonces, hemos podido observar cómo, de manera natural, a causa de la crisis, los precios de las rentas de alquiler han comenzado a descender. Desde mayo de 2020, el precio del alquiler ha descendido un 16,8% en Barcelona y un 11,9% en Madrid. Continuando con descensos más suaves en el resto de comunidades.

Lo último que se sabe sobre la nueva ley de alquiler de 2020

En las últimas semanas, han llegado noticias de la respuesta de Podemos. Ahora, a parte de limitar el precio del alquiler, buscan imponer “algún tipo de impuesto” a las viviendas vacías. Independientemente de que pertenezcan al particular o al gran tenedor. Buscan “incentivar” su salida al mercado del alquiler.

A consecuencia de la dificultad para acceder a una vivienda, ya sea compraventa o alquiler, pone sobre la mesa estas cuestiones. No obstante, recordemos la entrada sobre la okupación. Al igual que no hay datos actualizados sobre las cifras de okupación (los últimos son de 2011), tampoco hay un análisis detallado de la vivienda vacía en España. No podemos saber exactamente cuántas viviendas vacías hay ni dónde se encuentran. En principio, hablamos de que al haber grandes extensiones despobladas en el territorio español, esas viviendas abandonadas engordan la cifra.

Otra medida que los morados buscan imponer es obligar al gran tenedor a dedicar el 30% de propiedad al alquiler social. A día de hoy, Ione Balerra, Secretaria de Estado para la Agenda 2030, es la elegida por Iglesias para continuar con las competencias sociales. En el caso de Vivienda, se encuentra el Secretario General David Lucas. Quien ya declaró para Idealista, que “la mejor política para reducir el precio es aumentar la oferta”.

Entradas relacionadas

Share This