sector-inmobiliario

Sector inmobiliario: Ábalos rechaza reducir a cinco viviendas la categoría de gran tenedor

Ábalos rechaza alguna de las propuestas de Podemos para la nueva Ley de Vivienda. Como venimos viendo en anteriores entradas, el sector inmobiliario se abre paso a las consecuencias de la pandemia con total incertidumbre.

Después de meses en los que el sector inmobiliario ha estado en boca de debate público con la nueva Ley de Vivienda, llegan “buenas noticias”. Unas buenas noticias que bien convendría tomar con prudencia pues aún no sabemos a que conclusión llegarán. Si bien, la incertidumbre generada desde la cúpula central de Gobierno no echa atrás la intención del sector inmobiliario: conseguir un alquiler asequible. Una inversión rentable en el largo plazo que ayudará a solventar las tensiones de precio y seguridad que viven inquilinos y propietarios. Unos avances que podrían verse frenados ante la inseguridad que producen las diferencias entre los dos socios políticos que encabezan el país.

Buenas noticias para el sector inmobiliario: Ábalos rechaza reducir la categoría de “gran tenedor” a cinco viviendas

Hace unos días, Pablo Iglesias declaraba sus intenciones de reducir la categoría de “gran tenedor” a cinco viviendas. La noticia cayó como un jarro de agua fría y se sumó a la tensión que ya genera la futura Ley de Vivienda.

Desde el partido morado buscan regular un sector al que consideran dominado por “fondos buitres” y “patronales inmobiliarias”. Si bien, cabría recordar que el 95% de las viviendas en alquiler, en España, pertenecen a particulares. De hecho, bien podría varías esta cifra en las próximas fechas. El pasado año 2020 dejó un total de 17.157 viviendas heredadas en noviembre. El nuevo récord histórico que llevaba sin superarse desde 2007, de acuerdo a los datos registrados en el INE.

El ministro Ábalos, por su parte, a rechazado públicamente llevar a acabo las intenciones de su socio. Las ayudas para el alquiler y el freno de los desahucios se estipularon teniendo en cuenta que la figura de gran tenedor, es la de 10 viviendas. “Es un elemento nuevo que contradice las consideraciones de ambas formaciones hasta le fecha”. Declara Ábalos tras la última reunión con la Comisión Ejecutiva Federal de su partido.

Por otro lado, recordemos que las exenciones y bonificaciones fiscales a grandes tenedores es uno de los motivos que ha retrasado la llegada de la nueva Ley de Vivienda. PSOE y Podemos no se ponen de acuerdo en esta materia. Por su parte, Ábalos declaró que la nueva Ley de Vivienda “cómo política pública, no puede recaer sobre los propietarios”.

El rechazo a los mal llamados “fondos buitres”

En las “buenas noticias” encontramos también algunas declaraciones desesperanzadoras.  Ábalos hace firme su intención de rechazar la venta de vivienda pública a los “fondos buitre”. Estos fondos, llevan desde la anterior crisis, manejando la cartera de viviendas de entidades financieras que no podían asumir su gestión. Por lo que se considera que se ha hecho “negocio” con la vivienda.

Aun esgrimiendo estas diferencias, Ábalos recálcala “que debemos evitar estas operaciones, pero también las medidas confiscatorias y expropiatorias”. Buscan redactar una nueva Ley de Vivienda con rigor constitucional y saben que “la vivienda afecta a la propiedad privada y hay límites que no queremos sobrepasar”.

En otra línea de dialogo, Isa Serra, portavoz de Podemos, busca elevar la ley de control del precio del alquiler de Cataluña a todo el Estado Español. Sin embargo, el TC anuló la pasada ley catalana de 2019 al considerar que limita el derecho a la propiedad y prevé medidas “coactivas no voluntarias”.

¿La nueva Ley de vivienda es necesaria para el sector inmobiliario”

En definitiva, aseguran que la nueva Ley de Vivienda se encuentra en “trabajos previos” antes de hacer el “trabajo cooperativo” con la vicepresidencia. Afirman desde el PSOE que por su parte “los equipos de trabajo a nivel técnico ya tienen su propuestas hecha”. Solo falta “entrar en detalle”.

Todo este debate se traduce en incertidumbre para el sector inmobiliario. Arroja más tensión a un sector de por sí tensionado. Pues es la falta de un alquiler profesional más desarrollado la que genera en gran medida algunos de los problemas del sector inmobiliario. Unas políticas intervencionistas no hará otra cosa que frenar el apetito inversor.

Tomemos como ejemplo, si bien aún están lejos de ser la situación ideal, las políticas de inversión en vivienda tomadas en Madrid. Los nuevos planes para ampliar el parque de vivienda de alquiler asequible suponen un paso adelante. Y algunos de los conflictos que erosionaban el potencial de la propuesta, podrían verse minimizados en las próximas fechas.

A consecuencia de las pandemia, los precios de venta de vivienda y construcción de obra nueva se han reducido. Especialmente los segundo al reducir el coste de la mano de obra y los materiales necesarios. A excepción del acero que ha disparado sus precios un 40%. No obstante, estas bajadas son temporales y vienen de la mano de la crisis sanitaria. Por lo tanto, bien convendría plantear si es el momento ideal para ampliar el parque de viviendas en España y conseguir el alquiler asequible.

Entradas relacionadas

Share This